Hombres, no nos entiendan

Seamos sinceras, no queremos hombres que nos entiendan sino que simplemente nos quieran. Pero ahí van de necios a querer mirar la otra cara de la luna y encima nos entienden mal. Para muestra, unos pocos botones:

Ejemplo uno:

Hombre: Mi amor ¿qué te pasa?

Yo: Nada. Quiero estar sola.

Hombre: ¿Estás enojada?

Yo: No, ya te dije que no me pasa nada.

(En mi mente) Después de dos horas que me haces enojar recién me vienes a preguntar si estoy enojada. Ye te digo que nada, para dejar ahí las cosas y sigues y sigues molestando.

Hombre: Pero si te pasa algo. No me voy hasta que me digas

Yo: Que quiero estar sola, ¿no entiendes?

(En mi mente) Encima que le digo claramente, no entiende. Me hace tener iras y quiere seguirse quedando.

Hombre: Bueno, entonces me voy

(En mi mente) ¡Chuc…a! me hace enojar, me molesta para que le diga y ni bien le digo que quiero estar sola, me dice de una que se va.

Yo: Adiós.

Ejemplo dos:

Hombre: Mi amor, disculpa la demora.

Yo: No mi vida, no importa. Vamos.

Hombre: Pero espera que ya vienen mis amigos.

(En mi mente) ¿Qué? invitaste a nuestra salida, a NUESTRA salida, a tus amigos?

Yo con cara de rabia

Hombre: ¿Pasa algo mi amor?

Yo: Me molesta que traigas a nuestras salidas a tus amigos.

Hombre: Pero no tiene nada de malo.

Media hora de discusión y llegan los amigos. Vamos a bailar.

De regreso…

Hombre: Amor, vamos a dejarles en la casa primero a mis amigos.

Yo: ¡Ya que!

Chao amigos y en el carro…

Hombre: Amor, el otro viernes también salimos.

Yo: No puedo

Hombre ¿qué? ¿no te divertiste?

(En mi mente) ¡Chuc…a! me hace esperar, lleva a sus amigotes y encima quiere repetirlo.

Yo: Adiós.

Ejemplo tres:

Hombre: ¡Aló! Hola mi amor, perdón por no llamarte estos días.

(En mi mente)  ¡Aló! ¿Con quién habló? ¿Quién? ¡Ah! ¡Tú! No te reconocí, como hace días no me has llamado.

Yo: Hola que más

Hombre: Yo más o menos, si te contará todo lo que me ha pasado. Verás, pasé en mi casa, luego mi hermano se enfermó, a mi otro hermano le asaltaron. No tenía saldo ni mensajes para avisarte. Luego me cortaron la línea…

(En mi mente) Falta que me digas que a tus papás les secuestraron los extraterrestres y si lloras te creo.

Después de media hora y más de conversación.

Hombre: Y la prueba estuvo difícil y me tuve que quedar hasta las once de la noche dando la recuperación y por eso recién hablo contigo.

(En mi mente) Y un ¿tú como estás? por lo menos. Se nota cuánto te importo.

Yo: Sabes qué, me está entrando otra llamada…

Hombre: Ok, pero espera. Quiero decirte algo.

Yo: A ver, dime.

(En mi mente) Tal vez se va a disculpar

Hombre: (Según él para arreglar el lío y que yo lo disculpe). Entre menos hablamos, más te extraño y me doy cuenta que más te quiero.

(En mi mente) ¡Chuc…a! no me llamas, me cuentas solo tus problemas y la riegas con un pensamiento tan estúpido.

Yo: Entonces entabla un relación con una muda. Adiós.

Hasta que al fin se derramó el vaso.

hombres-entienden-mujeres

Anuncios

Un pensamiento en “Hombres, no nos entiendan

  1. Pingback: Mujeres, adiós violencia simbólica « Didis vie desde mi inexistencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s