Una de cal y una de arena

Ayer me di cuenta que pierdo totalmente el control cuando la ira se apodera de mí. Por suerte, rara vez tengo iras y pocas personas me han visto realmente enojada; pero lo que me preocupa es la forma tan fuera de sí en la que actuamos ciertas personas cuando solo existe la ira.

Palabras sacan palabras, gestos sacan gestos. ¿Cuántos de nosotros no hemos dicho o hecho cosas que no queríamos o no pensábamos en un momento de enojo? Pues seguramente la gran mayoría. ¿Será que este es el momento perfecto para deshagarnos y luego tener una excusa para disculparnos? o ¿será que en verdad dejamos de ser nosotros mismos para convertirnos en unos salvajes que actúan simplemente por instinto?

Es verdad que tengo mi carácter, que ni yo misma a veces lo soporto, pero nunca he sido partidaria de la violencia; sin embargo, el rato de la ira no se puede medir el grado de agresividad que uno adquiere. Y no me gustaría imaginar si me llegara a enfrentar con alguien tan iracundo como yo en un momento así, porque no sabría quien sería el más afectado.

Lo único que tengo claro es que no quiero volver a vivir un momento de ira y que si intento repetirlo, pues que alguien tolerante, prudente, tranquilo y sobre todo SABIO me ponga un STOP, pero de verdad.

Conclusión: no podría convivir con alguien que me dé la contra, porque armaríamos la pelea; pero tampoco con alguien que me dé por mi lado, porque nunca acabaríamos de pelear.

“No me entiendas, sólo quiéreme y dame una tregua” 

Anuncios

Un pensamiento en “Una de cal y una de arena

  1. La ira nos lleva por caminos inesperados, y aunque despues de un ataque de ella se pidan muchos perdones, el mal esta hecho; aun recuerdo que en un momento de ira, dije una frase que acompañaría el final de mi última relacion sentimental; esa frase corta y contundente fue erosionando los simientos de algo que tomo tiempo en construirse; y es increible que haya durado tanto tiempo, cuando pense que era asunto olvidado termino siendo el detonante del final.

    La ira es de gran cuidado, pues a veces daña más de lo que se ve o se puede imaginar, ten cuidado con la ira, evitala en lo posible y si esta junto a ti no le dejes entrar en tu interior…

    Aprecio mucho tus repuestas así como tus publicaciones, estamos en contancto comentando!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s