Resignación o decepción ¿Toca escoger?

Como dice mi mamá: siempre me salgo con la mía, aunque las cosas no me salgan como esperaba; tal vez porque tengo muchas expectativas de lo que quiero conseguir o paso idealizando algo que en realidad no existe.

Me refiero a esto porque es lo que a menudo me sucede cuando me empeño por conocer a una persona, que a la final resulta que no es como yo la imaginaba y termino convenciéndome que es mejor haberla tenido con un signo de interrogación por siempre.

¿Será acaso que es preferible quedarse con la duda del “que hubiera pasado si…” o es mejor sufrir una decepción?

Nunca escogería la primera, no podría resignarme a perder. Pero tampoco me gustaría sufrir otra desilusión, solo por idealizar a las personas. Bueno, al fin y al cabo, no todo es malo; por lo menos, las personas deben tener algo de lo que imaginamos, por eso es que llamaron nuestra atención.

Pero ya, Didis, deja de crear y empieza a creer en la realidad. Y esa realidad ahora me pregunta: ¿toca escoger?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s