Nadie cambia por cambiar

Y recordar que muchas veces creí que ibas a cambiar. Porque no podías tener una actitud inmadura e indecisa para siempre. Quizás un sentimiento grande y fuerte podía ser la chispita para que lo malo se quedara a un lado y decidieras desde cero comenzar. Pero todo fue una vana ilusión y un imposible anhelo, algo que el corazón muchas veces desea pero no lo puede alcanzar si el otro corazón sólo sabe engañar.

Miles de personas juran y perjuran que van a cambiar, y es una mentira, porque si fuera verdad solo dirían “ya cambié”. El futuro es la manera más sútil de prometer con inseguridad de cumplir. Quieres que diga en que se tradujeron tus cambios: la compañía en olvido, la  ternura en distancia y el amor en una despedida, sin un gesto, sin un adiós y sin cambio.

Y es que seamos sinceros Nadie Cambia…  si no quiere cambiar, porque los demás le insisten o por el simple hecho de decir “voy a cambiar”… mejor cambia y no digas nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s