Los ex: Corre, Didis, corre

¿Qué tan importante es tomar una decisión? ¿Acaso el hacer o no hacer una cosa, o ir o no por un camino, puede cambiar para siempre nuestra vida? Aunque parezca intrascendente cada acción conlleva consigo consecuencias que van formando nuestra vida y que de haber existido un pequeño cambio en el mínimo detalle, nuestra historia sería distinta.

Y ahí iba yo corriendo con mi cabello castaño en busca de 100.000 marcos, (que en realidad eran los caprichos de mi novio de turno) para que él sea feliz. El mínimo  detalle que cambiara en la relación, transformaba el desenlace de ella.

En muchas ocasiones mis historias amorosas terminaban como la primera parte  (no les cuento cómo, para no arruinarles la película si no la han visto) pero aparentemente la situación resultaba bien para ambos, hasta que la única afectada resultaba yo.

Unas pocas veces terminé con el segundo final. Lamentablemente tenía que suceder y perdía para siempre a quien quería, obviamente, porque hice las cosas peor y me dejé llevar por la impulsividad.

Pero aún tengo una oportunidad más, mi tercer acto está todavía disponible. La decisión correcta me llevará al final feliz y sin necesidad de que lo planee,  porque será el destino quien fije el lugar (nuestra calle), un tiempo (nuestra tarde), un clima (nuestra lluvia), una situación (nuestras miradas cruzándose) y al ver tus ojos sabré que los dos tomamos la decisión correcta.

Pero mientras decidamos, o por lo menos yo, solo puedo decir: Corre, Didis, corre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s