Encuentro con un(a) babos@ mental

Babosa mental, sí, babosa mental son las palabras que uno de mis compañeros le puso a la ex de un amigo, porque no encontró otras palabras para, como yo lo entiendo, definir su incapacidad de sentir y actuar,  su inmadurez y  agresividad hacia los demás.

Recuerdo la primera vez que la vi. No fue una persona que me llamara la atención, pasaba desapercibida y tenía la típica cara de quien no rompe un plato, pero yo sabía que querría romper toda mi vajilla. Para esa época no pasaba de los diesisiete años, pero tenía ya la capacidad de enredar y manipular de esas mujeres que se han recorrido de mala manera el mundo.

Pero eso no es lo que importa de este encuentro. Lo que más interesa son las horas, días y meses de meses en los que la pobre víctima de una babosa mental se pasó sufriendo y justificando acciones que no caben en la lógica humana.

Él pasaba apegado a su rosario, rezando alguna oración conocida, sufriendo y jurando nunca más volver a esa babosa. A los pocos minutos su celular sonaba y salía corriendo a contestar sabiendo que era ella, prometiendo darle el mundo y pidiendo perdón por hacerla enojar; prácticamente repitiendo mil disculpas por no aceptar con sumición los golpes, pues según el, se los tenía bien merecidos. Al día siguiente estaba feliz, sometido al poder de la babosa mental. Cuando de repente todo sucedía de nuevo, él sufría porque ella lo había dejado por otro y por lo menos esperaba ser plato de segunda mesa con tal de ser “amado” sin darse cuenta del daño fatal.

Es que hasta ahora no entiendo cómo una persona puede usar excusas religiosas, morales o meras infantiles para dañar la vida de otros.  Cómo puede hablar sin pensar y agredir a terceros no involucrados. Cómo puede tender una imagen de inocencia cuando detrás solo se esconde una babosa mental

Anuncios

3 pensamientos en “Encuentro con un(a) babos@ mental

  1. Hay que puntualizar: no acuso a la susodicha de ser inmadura o agresiva. Esos son calificativos que corresponden a un generoso e inmerecido respeto de Didis hacia una persona que la agredió; yo usaria unos menos caballerosos. Para reirnos un poco, expliquemos que el nombre de babosa mental nació de ese capitulo de futurama en el que los habitantes de la tierra son atacados por babosas que se eposan sobre la cabeza y les vuelven idiiotas (en el filo médico de la palabra). Un día vi a este amigo en ese estado y la conexión fue suficiente para crear el apelativo. Ya no en tono de chiste, yo la acuso a ella de no asumir sus actos y proyectar sus culpas morales en su pareja y en el resto del mundo, de ser tan cobarde de violentar fisicamente a la persona que dice querer y de decirse cristiana cuando lo único que tiene de religiosa es una similitud con María Magdalena que no son las lágrimas. Pero, sobre todo, lo acuso a él por ser tan baboso y permitir todo lo anterior.

    Todo esto, dicho sea de paso, sin demasiado ánimo de ofender.

    • si por tu calificativo de babosa mental yo deduje los demás y son de mi total autoria, con la explicación ya en tu comment quedó muy claro y si quieres que sea mas cómico puedes darme las sugerencias literales para agregarlas, comprenderás que por mi escasez de tiempo no he podido hacerlo bien… thanks my germany

  2. Pingback: La amistad la tiene, el golpe se lo debo « Didis vie desde mi inexistencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s