¿Cómo sobrevivir a los roommates?

Si pensaban que vivir con amigos o personas de su misma edad sería más fácil que lidiar con la dependencia familiar; pues, déjenme decirles que este convivir ha sido la experiencia más difícil de mi vida.

Otro día empieza y mis tres compañeros tampoco trabajan; yo soy la única zombie a quien no le gusta dormir más de las once y lo único que puedo hacer es ver televisión, oír música o simplemente chatear, todo sigilosamente para no interrumpir su sueño.

La casa es un desastre: la sala con lo que sobró de reuniones y fiestas, la cocina con los platos de unos cinco días atrás, la basura sin sacar, el cuarto de los chicos con la ropa amontonada y el cuarto de las chicas con cada cosa fuera de su lugar… nooo!!! alguien tendrá que arreglar, pero no seré yo! Dos horas después: mi compañero, JC, arregla la cocina mientras me maldice por no haberla dejado limpia y yo lavo los platos mientras recuerdo que todos respondieron que nadie los usó.

Pol, mi otro roommate mira el partido de basket, fútbol o cualquier cosa que le desvie de sus obligaciones domésticas y después de tanta insistencia, con desgano, cogue la aspiradora y empieza a limpiar la casa, como dirían, por donde mira la suegra nada más.

Liz, en cambio, es la más hacendosa siempre y cuando no esté cansada o tenga que, para no romper la costumbre, conectarse a Internet unas cinco horas; pero al fin y al cabo termina haciendo las cosas con la paciencia y cariño que nos tiene.

Después de tanto trabajo ya nos da hambre, alguien tiene que cocinar y como a mi me encanta, me ofrezco de voluntaria. Ahora si a recordar los consejos de mamá, las recetas de la abuela o los truquitos de los programas de cocina. Con tanta hambre no es malo comer un pastel de arroz, por no decir un arroz hecho bolas que ni en mis peores carestias ecuatorianas lo hubiera probado, además que pasó a ser el punto de chantaje y broma con mis roommates ja ja…

Llega la noche y otra fiesta en el departamento ya no, aunque sabemos que eso durará poco. Pero por lo menos esta noche queremos descansar y tener una buena charla que nos haga recordar que más allá de nuestras incompatibilidades aún queremos seguir viviendo juntos, bueno, por lo menos eso espero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s