S.I.D.A (Sentimientos Improvisados Dañan el Alma)

¿Cuántas veces nos hemos sentido nerviosos cuando esperamos un resultado?  No es para menos saber si aprobamos un examen o no, si nos darán una visa, si esa persona corresponderá nuestros sentimientos, etc.; porque muchas veces, nuestras acciones están condicionadas a factores que van más allá de nuestra voluntad. Pero, ¿cómo reaccionar ante la expectativa de conocer una respuesta positiva o negativa de la cual depende nuestra vida y que estaba a nuestro alcance prevenirla?

Por ironías del destino, hoy que es el día mundial del VIH y Sida, tuve que recibir mis resultados de la prueba de este virus. Era la primera vez que me lo realizaba y sentía una mezcla de ansiedad y angustia por conocer que revelaría el examen, sobre todo, cuando no se analizan las consecuencias de los actos hasta que nos encontramos frente a ellas.

La adquisición del virus se debe, en la gran mayoría de casos, al desconocimiento e imprudencia. Desconocimiento de lo que es el virus y como se lo adquiere, e imprudencia por, pese a conocerlo, tomar con ligereza las situaciones de riesgo.

En primer lugar, el virus del VIH es el agente causal del Sida, muchos piensan que es lo mismo; pero, hay que aclarar que el VIH se encarga de atacar al sistema inmunológico hasta debilitarlo y exponerlo a varias enfermedades, esta suma de malestares con el paso del tiempo se manifiesta y es lo que se conoce como la enfermedad del Sida. Su forma de contagio es a través de la sangre (ya sea por heridas, transfusiones contaminadas, etc.)  y fluidos al momento de una relación sexual.

En segundo, quienes sabían de estos datos piensan que el contagio del virus está muy lejano de ellos; por eso, no se cuidan al momento de tener relaciones sexuales, no les importa compartir jeringuillas (en casos de personas que las usan para inyectarse sustancias estupefacientes) y no toman las precauciones al momento de hacerse un tatuaje, piercing o cualquier proceso que implique contacto sanguíneo.

Según estudios estadísticos, en Ecuador existirían 21 mil personas contagiadas, de la cuales, la mayoría adquirieron el virus por transmisión sexual. Los hombres y mujeres que llevan una vida sexual activa tienen el deber de revisar su salud para su bienestar y el de su pareja. Lo recomendable es que ambos se realicen los estudios necesarios antes de empezar a tener relaciones sexuales.

Sin embargo, por la existencia de encuentros casuales, esto es imposible; pero para estos casos existe el condón. Las excusas de: no me gusta usarlo, es incómodo o no se siente igual, no tienen peso frente a la salud; la persona que se valora a sí mismo y al otro nunca va a prescindir de esta recomendación y, menos aún, va a obligar a su pareja a tener relaciones sin protección. También es verdad que cuando uno tiene relaciones sexuales con alguien, también se acuesta con el pasado de esa persona; y, pese, a tener una pareja fija, no se puede garantizar la monogamia; es por ello, que los controles periódicos son indispensables.

Cuando me dijeron que mi resultado era negativo, volvió mi alma al cuerpo. Comprendí que todas las personas somos vulnerables y nos podemos dejar llevar por el momento; pero eso no significa que debamos improvisar sentimientos para justificar nuestra irresponsabilidad o descuido. Las cuestiones importantes no las podemos dejar al azar o a la suerte. Y es que no toda nuestra vida está condicionada; lo más importante de ella está en nuestras manos.

Anuncios

2 pensamientos en “S.I.D.A (Sentimientos Improvisados Dañan el Alma)

  1. Tu comentario me parece muy interesante ya que lo considero real y apropiado para que las personas que acostumbran tener varias parejas sexuales consideren el riesgo al que estan expuestas y la posibilidad de tener en sus manos las riendas de su vida y consecuenctemente la decision de vivir o morir
    Realmente es muy impactante una noticia de este tipo sobre nuestra salud que cambiara nuestra vida. es imprescindible que tomemos conciencia sobre esta mortal enfermedad del sida y sobre todo que enseñemos a los jovenes a cuidarse, valorarse y valorar su vida que es un regalo de Dios.

    • La ligereza o el descuido son una de las principales causas de este problema, que con información y enseñanza puede disiparse. Es vital conocer las implicaciones de una relación sexual y valorarnos (espiritual como físicamente) dentro de este proceso. Gracias por tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s