El momento para terminar es el mismo para iniciar

Cuando etapas de la vida ya no dan más o cumplieron su ciclo, a veces las damos por finiquitadas completamente o, en otros casos, nos empeñamos por alargarlas, pese a que, tengan un final anunciado. Sin embargo, todo fin es el principio para comenzar algo nuevo; y si lo pensamos positivamente, el momento para iniciar con algo mejor, siempre y cuando, no se aferren a lo que se dejó atrás.

Ayer que conversaba con mi mejor amiga acerca de las nuevas perspectivas de nuestra vida, nos plateábamos nuevas actitudes para llegar a nuestras metas y yo le dije: comenzamos una nueva etapa; a lo que ella me contestó: hemos dicho eso, no sé cuantas veces…. Y era verdad, siempre prometimos empezar algo nuevo; pero, sin pensarlo, volvíamos a vivir situaciones pasadas y a cometer los mismos errores.

Entonces, ¿a qué se debe que no iniciemos un nuevo episodio en nuestra vida? En mi caso, a que no cierro completamente los capítulos que se han terminado; tal vez, porque aún tengo esperanzas de que se puedan recuperar o porque creo que si los dejo atrás ya no van a ser importantes. Todos quisiéramos finales felices, mas algunos son tristes y son éstos los que nos causan dificultad para ser superados porque pensamos que en algún momento los podemos tornar distintos, pero esto es una gran equivocación. Me pregunto, ¿vale la pena desgastarse en volver al pasado cuando puedo invertir mis energías en mi diario vivir? Todos tenemos nuestra respuesta, sólo debemos considerar que si se vive con la nostalgia del ayer  no se podrá caminar seguro en el presente y, mucho menos, construir un futuro deslindado de lo que ya fue.

Y es que claro, el momento para terminar es el mismo para iniciar, no mañana ni la otra semana; ese preciso instante se debe cerrar completamente lo que pasó. Si terminamos con una mala experiencia, nos sentiremos tristes, decepcionados e incluso desanimados para continuar; pero recordemos de niños cuántas veces nos caímos y nos paramos para ir a adelante, nunca para atrás.

Como dice un pensador, Vetusta Morla, “Dejarse llevar suena demasiado bien, jugar al azar, nunca saber donde puedes terminar o empezar”; pero si queremos tener un final que nos conducirá a un comienzo pleno, no debemos dejar nuestros sentimientos a la suerte, simplemente hay que dejarse llevar por lo que nos guiará a la felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s