May I introduce by myself?

Últimamente a las personas cercanas a mí se les ha dado por querer presentarme chicos, jóvenes, señores o cualquier espécimen masculino para salir y “ver que resulta” o, por lo menos, dejarme la espinita de que por ahí puede haber alguien interesado.

Primero, quiero aclarar que, así como no creo en cuentos de hadas, tampoco creo en Cupido, ni así venga disfrazado de mi mejor amiga y me diga que su flecha (buen ojo) si va a acertar. Segundo, no estoy tan segura de que las citas o encuentros programados resulten del todo bien;  tal ves pueda encontrarme con personas con quien pase un rato ameno, pero ¿si no es así? sin dudarlo y sin indirectas, yo pondría fin a la cita; pero, en este caso hay un tercero involucrado en quien, lamentablemente, también hay que pensar (por ejemplo: si salgo con el jefe de algún amigo, le pongo en riesgo su puesto 😉 ) Y tercero y lo más importante, ya soy lo suficientemente grande como para acercarme a las personas de mi interés, may I introduce by myself?

Mi nombre es Diana Carolina, mis familiares me dicen Caro y mis amigos (solamente los que sí lo son) me llaman Didis; para los demás, si existe algún tipo de trato más cercano, pueden decirme Dianita, sino, Diana, por favor.

Para salidas de amigos, está bien ir a tomar un frapuccino si es posible en lugares abiertos o que por lo menos tengan decoración natural; también ir a un parque o una plaza donde pase el tiempo sin sentirlo, por centrarme más en la plática. Porque eso sí, me encanta conversar sobre cualquier tema, siempre y cuando, aporte a ambas partes y no afecte a terceros. No te preocupes si a veces te dejo hablar y hablar, porque me gusta adentrarme en el mundo que tiene cada persona y es algo que no puedo evitar por mi profesión. Por cierto, soy casi periodista, sólo falta un papel que lo compruebe porque el espíritu audaz y la pasión ya los tengo; por eso, no te preocupes tampoco, si muchas veces discuto, cuestiono y voy más allá de las apariencias.

En un inicio pareceré seria y muy reservada, sobre todo, con mi vida privada; pero si eres una persona con la que logro conectar, la constancia y el tiempo harán de esto una amistad abierta e incondicional y quien sabe, tal vez algo más… sólo bromeo. En ese sentido soy muy exigente, variable y, como todo humano, me equivoco porque llego a idealizar a alguien que tiene igual o más errores que yo; pero, si en verdad te conviertes en esa persona a quien llegue a querer con todo mi corazón, ya se fregó, porque tendrás toda mi atención, mi entrega y mi cariño. Podré seguir teniendo esa actitud de seria, dura y hasta indiferente; pero (si llegas a ser esa persona) me importarás más de lo que te imagines. A veces me querrá ganar el impulso de hacer locuras en nombre del amor; pero (si llegas a ser esa persona) darás sensatez a mi sinrazón. Antes me ganaban las palabras lindas para explicar un sentimiento; pero (si llegas a ser esa persona) tendrás que conformarte con hechos que demuestren lo que siento.

¡Pluf! está presentación se ha alargado. Ya habrá otra ocasión. Sí, hasta pronto. ¿Diana?… mmmm Didis puede ser… mmm mejor señorita Didis, por favor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s