Parte de…

Pensaba que por el tenerte todo el día en la mente, sentirte a mi lado al caminar, verte borrosamente antes de dormir y al despertar, eras parte de mí, pero estaba equivocada.

El brillo de tus ojos te delata, el tono de tu voz te confiesa, tu dedicación supera límites y tu amor se desborda y necesita de dos, para cargar sueños pesados y para que el camino por andar no sea tan aburrido. Y ahora el que pienses en alguien más aparte de ti y que a veces hables en plural, hace que una parte de ti ya no te pertenezca totalmente y no porque sea mía, sino porque está inmersa en un sentimiento que con letras no se puede explicar.

Por eso no eres parte de mí, ni yo soy parte de ti… Somos parte de nosotros, esa parte más sublime que converge en un punto donde jamás nadie antes ha podido llegar y no sé cómo abrimos el camino hasta llegar ahí, no sé cuanto nos falta por caminar. Ahora solo sé que quiero seguir construyendo ese lugar que podemos llamar nuestro y en el cual siempre encontraremos compañerismo, amistad, complicidad y amor… (claro, si tú me llevas)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s