Blues days, happy days

Estos días han sido de aquellos a los que puedes llamar “blues”, como esos acordes que nos evocan melancolía o tristeza, que nos hacen tener ganas de revivir el tiempo perdido y, poco a poco, ir borrando lo que ya no queremos vivir.

Pero así es la vida y lo entiendo. Hay días en los que reír es algo innato; otros en los que queremos hacerlo y no podemos por más que lo intentemos y, de plano, también hay las ocasiones en que reír se nos borra de nuestro cronograma. ¡Ups! smile-delete.

Y ahora me ha tocado a mí ser a quien le cuesta sonreír en medio de tantos obstáculos que se atraviesan en mi camino. Me sentí decaer una vez más, pero recordé que fueron más las ocasiones en que me llené de fuerzas y a medio debatirme, me volví a levantar con más ganas y con paso firme. Ahora el final de unos de mis trayectos se ve tan cerca. Quizás al inicio mi paso sea cauteloso, sereno, incluso desconfiado como algunas canciones de blues; sin embargo, así como su ritmo aumenta mi convicción también. “Unos pasos hacia adelante y unos pasos hacia atrás. Tal vez el propósito no sea tanto llegar a las estrellas sino aprender a bailar bien” mientras sigo este camino que yo he decidido.

Empecé a escribir  este post creyendo que estos días han sido de aquellos a los que puedes llamar “blues” y ahora estoy segura de que son así, pero no por melancólicos o tristes sino porque siempre me dejan una lección: “So you got to try a little tenderness” para volver a sonreír.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s