Es más que vivir juntos

“¿Vivir con alguien antes de casarme? ¡Jamás!” Hace unos pocos años ni siquiera pensaba en la palabra “casarme”. Tampoco tenía la idea de quedarme en mi casa hasta que algún hombre valiente fuera a sacarme vestida de blanco. (Estoy segura que el pobre hombre ni habría pensado en sacarme y mucho menos vestida). Pero, en fin, en las relaciones amorosas nada está escrito y debemos estar dispuestos a tomar las riendas de las situaciones.

Ahora soy yo la que tiene que enfrentarse a la convivencia conyugal (redoble de tambores, por favor); ya que para unos es algo impensable, para algunos algo súper difícil, para otros algo idílico y, al final, todos son expertos en el tema. La verdad es que, pese a los consejos y la experticia de los demás, nadie tiene la certeza a lo que se enfrentará en una nueva etapa. Solo queda armarse de predisposición y entrega para recorrer un camino que no ha sido trazado aún.

Muchas personas todavía creen que los formalismos aplicados en nuestra relación, ya sea un noviazgo, matrimonio, unión libre, etc., pueden marcar el éxito de la misma. Recuerdo a quienes decían. “Si te vas a vivir con alguien nunca te tomará en serio, te va a engañar, nunca se van a casar”. Ahora, con las altas tasas de divorcio, vemos que tampoco un papel garantiza la felicidad.

Hay que tener en claro que el éxito de nuestras relaciones amorosas no están en la forma sino en el fondo, en cada uno de los detalles que le pongamos a los días cotidianos, en las frases de aliento en medio de los problemas, en ese “te amo” que rompe el silencio, en tan solo ser “ese alguien” que puede brindar felicidad a alguien más.

Hace dos semanas llegué con un par de maletas con lo necesario para instalarme en un nuevo lugar. Desde ese mismo tiempo la refri de la casa está más llena, la habitación huele a “plumdrop”, en el ropero hay colores fucsias y turquesas, el ambiente ya no se percibe igual. Todo está listo, pero lo que en verdad necesito para empezar esta nueva vida no lo traje, ni lo voy a encontrar en esta nueva ciudad. Quizás, cada día, tenga que buscar dentro de mí: Amor, paciencia, comprensión, perseverancia,  esperanza ¡ah! y no me puedo olvidar de la generosidad para compartir mi cama con alguien más y seguir soñando juntos.

Anuncios

6 pensamientos en “Es más que vivir juntos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s