Con mis “tereques” y la valentía en mano

Un día agarré mis tereques y me lancé a una de las aventuras más trascendentales  de mi vida. Debo admitir que el motor de esta hazaña fue el amor, ese sentimiento hasta ahora inexplicable, pero que es principio y fin de nuestras acciones. La decisión de dejarlo todo por alguien: amigos, trabajo, costumbres, lugares, fue tan difícil. Me acuerdo que pasé semanas analizando los pros y contras, luego tomé una decisión, a las pocas semanas la cambié, me confundí y luego volví a decidir. Y ahora estoy aquí, revisando de nuevo mis decisiones, pero ya no únicamente por mí, sino también por ti.

En el mundo machista, la mujer va al lado del marido a donde sea. Para romper este estereotipo, debo aclarar que yo no vine atrás de mi marido (porque no me he casado), sino que vine en busca del amor y de mí misma, de quien soy y de lo que puedo llegar a hacer. Hubiese sido muy sencillo mantener la hemeostasis de mi vida y buscar mi desarrollo individual; pero el ser auto independiente nos exige romper nuestra rutina y enfrentarnos a nuevos retos. Ahora las mujeres tomamos las decisiones pensando en nosotras mismas, pero no vamos a negar que nuestra esencia nos impulsa a actuar generosamente por los demás.

Dejé todo por seguirte y comenzar un nuevo camino juntos. No me arrepiento porque sé que tú en mi lugar harías lo mismo. No es casualidad ni destino, simplemente es valentía, valentía para alcanzar lo soñado.

Anuncios

2 pensamientos en “Con mis “tereques” y la valentía en mano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s