¿Para qué escribir?

Para escribir solo hay que tener algo que decir, señaló con gran razón el Premio Nobel, Camilo José Cela. Yo busqué muchas razones, al final, no encontré ninguna que me convenciera y solo escribí.

Escribí y escribo de lo que me gusta y de lo que no, de lo que me hace reír y de lo que me disgusta, de lo que me da paz y de lo que revive mis guerras, de lo que me hace soñar y de lo que me devuelve los pies a la tierra. Escribo y contra-escribo; al fin y al cabo, solo encuentro el equilibrio de lo que habita en mí.

Ahora puedo darles mil razones de para qué escribir e, incluso, de por qué no hacerlo. Sí, también hay momentos en los que uno tiene que detenerse; no por miedo, sino por prudencia. No hay que escribir cuando solo vamos a criticar, juzgar, denigrar o confundir. Cuando nuestras palabras son sonidos que laceran. Cuando, si lo pensamos, sería mejor escuchar.

Pero más allá de preguntarme para qué sí o para qué no, quiero saber ¿para quién escribir?. Quizás para alguien que sabemos que siempre nos leerá, para alguien que por casualidad llegará a nuestro texto y, quien sabe, algún momento pueda ser parte de tus historias o para ese que jamás llegaremos a conocer. No importa si es uno, dos o cientos quienes nos leen, basta saber que llegamos a alguien más. A veces convenceremos, otras veces generaremos rechazo, pero crearemos un punto de discusión en medio de tantos asentamientos de cabezas. Hoy se que me lees tú o tú y por eso sé que aún queda mucho por qué y para quién escribir.

Anuncios

2 pensamientos en “¿Para qué escribir?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s