No Happily Ever After

No dije un Sí, ni firmé un papel para amarte incondicionalmente y desear compartir el resto de mi vida a tu lado. Esas son puras formalidades. Te entregué parte de mi vida ya desde antes y sabía que quería estar contigo hace mucho tiempo. Nunca te lo dije y seguro nunca sospechaste el momento en que verdaderamente dije Sí.

Después de nuestro primer paseo y una serie de adversidades, logramos conseguir un bus en medio de la noche. El cansancio te abatió y caíste dormido a mis piernas. Te miré y sentí una mezcla de amor y ternura que jamás antes había sentido. Pusiste a prueba tu templanza, paciencia y comprensión. Entonces supe que sólo a tu lado encontraría ese amor, apoyo, cariño y positivismo que esperaba. No queria a nadie más a mi lado.

Así como ese día, sé que no todo será felicidad. Hay días en los que el mundo me sonríe y otros en los que yo tengo que hacerle cosquillas y, lo mejor, es que ahora estás tú para sacarle una sonrisa más grande. No quiero un “felices para siempre”, porque no creo en ese tipo de cuentos. Quiero un “felices hoy” para saber que nuestra alegría es fruto de nuestro constante esfuerzo. Contigo y nuestro amor, no hay para qué esperar más.

imgres-1

Anuncios

Vive el hoy perpetuo

‎”Tu tiempo es limitado, no lo gastes viviendo la vida de alguien más”

Muchos acontecimientos que han sucedido últimamente,  me han llevado a valorar cada gota de agua que cae del cielo, la claridad del amanecer, ese tic-tac del reloj, los minutos a tu lado, hasta las nubes grises; en sí, todo instante de mi vida.

No puedo creer como tantas veces perdemos nuestro tiempo pensando en lo que pasará mañana y lo que tendremos que hacer; cuando ni siquiera empezamos con lo que nos corresponde en el presente. Yo ya me visualizaba en unos meses y años, pensando que van a llegar por arte de magia.

Pero hoy me desperté temprano (como lo planeé para el lunes), me puse la ropa de viernes (porque me queda hoy), alisé mi cabello (aunque no tenga el largo que tendrá en unos meses); reí, me morí de iras y volví a reír (lo acumulado de la próxima semana) y dejé que pasaras por mí (sin esperar hasta que estés aquí).

El mañana no se construye en un futuro lejano; está en cada acción que va formando los pilares de lo que anhelamos, para poder alcanzarlo. ¡Si no empezamos ahora no lo haremos nunca! y lo único que quiero es  saber que hago algo bueno, sonreír sin motivo, ver a mis amigos sin planificarlo, amarte porque lo siento, soñar porque lo merezco y, simplemente, vivir el hoy… el HOY PERPETUO.

“Ten el coraje de seguir tu corazón y tu intuición, ellos ya saben lo que realmente quieres ser. Todo lo demás es secundario” (Steve Jobs)